Los mejores patinetes eléctricos de 2022

Blog
Slogan
principal
De simples juguetes a vehículos de movilidad urbana que han ido proliferando por nuestras calzadas y aceras en un tiempo récord. Comprar un patinete eléctrico hoy en día es una tarea ardua, no solo por características como el peso soportado, la autonomía o la velocidad punta, sino también por la legislación vigente y la que está por llegar. ¿Cuál es el mejor patinete eléctrico del mercado?

A continuación os dejamos una seleción de los mejores patinetes eléctricos del mercado actual.

10. Razor Power Core E90
Un patinete eléctrico pensado para niños con mucha energía.
  • Peso máximo: 54 kg
  • Velocidad máxima: 16 km/h
  • Autonomía: 21 km
  • Potencia: 90 W
 
9. HomCom Patinete plegable
Un patinete pensado para que lo usen los más pequeños.
  • Peso máximo: 50 kg
  • Velocidad máxima: 12 km/h
  • Autonomía: 10 km
  • Potencia: 120 W
 
8. Xiaomi Mi Electric Scooter Essential
El patinete eléctrico más vendido, ligero, práctico e ideal para ciudades.
  • Peso máximo: 60 kg
  • Velocidad máxima: 20 km/h
  • Autonomía: 20 km
  • Potencia: 500 W
 
7. Hiboy S2 Lite
Seguro y muy manejable, perfecto para adolescentes.
  • Peso máximo: 80 kg
  • Velocidad máxima: 21 km/h
  • Autonomía: 17 km
  • Potencia: 250 W
 
6. ZWHEEL E9 Basic
Un patinete robusto para moverse por distancias cortas con tranquilidad.
  • Peso máximo: 100 kg
  • Velocidad máxima: 25 km/h
  • Autonomía: 20 km
  • Potencia: 300 W
 
5. Segway Ninebot Kickscooter E22E
Diseño cuidado al milímetro para un gran rendimiento urbano.
  • Peso máximo: 100 kg
  • Velocidad máxima: 25 km/h
  • Autonomía: 22 km
  • Potencia: 300 W
 
4. Cecotec Bongo Serie A
Un patinete de facturación española con prestaciones de gama alta a un precio muy contenido.
  • Peso máximo: 120 kg
  • Velocidad máxima: 25 km/h
  • Autonomía: 25 km
  • Potencia: 700 W
 
3. Xiaomi Mi Electric Scooter 1S
El patinete más vendido. Ligero, práctico e ideal para ciudades.
  • Peso máximo: 100 kg
  • Velocidad máxima: 25 km/h
  • Autonomía: 30 km
  • Potencia: 500 W
 
2. Cecotec Outsider Demigod Makalu
Un todo terreno que hará que te olvides de usar otro vehículo.
  • Peso máximo: 110 kg
  •  Velocidad máxima: 45 km/h
  • Autonomía: 30 km
  • Potencia: 1600 W
 
1. Smartgyro Xtreme SpeedWay V2.0
Autonomía, potencia, seguridad y comodidad. Para usuarios adultos experimentados.
  • Peso máximo: 120 kg
  • Velocidad máxima: 45 km/h limitado a 25 km/h
  • Autonomía: 45 km
  • Potencia: 800 W


Guía para comprar el mejor patinete eléctrico

Patinete scooter vs. hoverboard. ¿Qué es qué y cuál me compro?
El patinete eléctrico de dos ruedas con manillar es el patinete de toda la vida, pero con un pequeño motor incorporado. A diferencia del hoverboard, que recuerda a un monopatín o skate eléctrico, no lleva sensores de autoequilibrio, sino que se conduce con el manillar, que forma un ángulo de noventa grados con la base donde se apoyan los pies.

Por este motivo, conducir un patinete es sencillo y requiere poco esfuerzo, aunque lógicamente sí es necesario tener un cierto equilibrio. Es como montar en bici: es relativamente fácil, pero no todo el mundo sabe o puede hacerlo. Para ayudar al equilibrio y reducir el esfuerzo, siempre se puede optar por un modelo que incluya sillín: la comodidad total.
 
El hoverboard, en cambio, requiere un aprendizaje previo, aunque sigue siendo sencillo. Como curiosidad, se llaman hoverboard porque su estética recuerda al aerodeslizador de Regreso al Futuro, aunque lógicamente estos no flotan en el aire. Su tecnología está basada en los segway, que en teoría iban a revolucionar el transporte urbano pero se han quedado en anécdota para alquilar en vacaciones. Probablemente el precio ha tenido mucho que ver: un segway ronda los seis mil euros, mientras que un hoverboard de buena calidad está en torno a los 300.
 
A la hora de optar por uno u otro modelo, hay que tener en cuenta la velocidad máxima. Un patinete eléctrico hoverboard suele alcanzar los 10 km/hora, lo que viene a ser correr sin demasiado esfuerzo. Si estamos buscando un patinete para transporte en distancias medias, quizá ese ritmo se nos haga demasiado cansino. Si lo que buscas es un medio de transporte limpio y alternativo, la recomendación obvia es que busques en el apartado de patinetes clásicos. Corren más (hasta 40 km/hora) y, si le añades sillín, es casi como una moto tradicional, y encima te ahorras el combustible.
 
Es importante también mirar la autonomía. Como calcules mal la distancia que quieres recorrer con tu hoverboard y te quedes sin batería, te tocará cargar con un peso muerto que, en el mejor de los casos, ronda los 10 kilos. Lo mismo te pasará con un patín clásico, que pesa incluso más, pero al menos lo puedes empujar.
 
Por lo demás, no nos atrevemos a decir que un modelo es mejor que el otro. Depende básicamente de para qué lo quieras y, sobre todo, de cuál te resulte más cómodo y divertido de manejar.
 
Una vez tienes claro cuál es el tipo de patinete eléctrico de dos ruedas que necesitas, debes tener en cuenta una serie de características que determinarán tanto el partido que puedas sacarle como el precio. Porqué ¿cómo conseguir un patinete eléctrico barato? Aunque la pinta sea similar, hay diferencias de precio brutales entre un modelo y otro.
 
En esto influye, lógicamente, la calidad de los componentes, el tipo de batería, el motor… pero también una serie de extras como conectividad móvil que no valen la pena si no vas a usar. Así que hay que tener muy claro qué prestaciones nos parecen realmente interesantes.
 

Principales características a tener en cuenta

El motor (W)
El motor más habitual y más barato usa escobillas para realizar el cambio de polaridad en el rotor. Como contraste, tenemos los motores brushless o sin escobillas, que al no generar fricción hacen que el motor se desgaste menos, lo que se nota en la duración del mecanismo, en la potencia y también en un menor consumo. A cambio, un motor brushless es significativamente más caro que la otra versión.
 
Al decidirse entre un motor u otro, también es importante tener en cuenta los watios de la batería. Evidentemente, cuantos más, mejor. La potencia se nota no sólo en la velocidad máxima, sino en la capacidad de aceleración, que nos vendrá muy bien a la hora de poner en marcha el patinete y también nos permitirá reaccionar mejor ante un imprevisto en el camino.
 
La autonomía (V)
Algo a tener muy en cuenta, sobre todo si optamos por un patinete eléctrico pesado, que suele ser más estable pero nos dará problemas si nos quedamos sin batería en ruta. Como norma general, las baterías de litio permiten más autonomía, básicamente porque pesan menos y por tanto permiten aprovechar más la potencia.
 
En cualquier caso, cualquier información que proporcione el fabricante es aproximada, porque es un dato que varía en función de la velocidad media, las condiciones del terreno y el peso del conductor. A la hora de tomar referencias y hacernos una idea de cuánto va a durar la batería, los voltios son la medida a tener en cuenta.
 
Las ruedas
Las más habituales son las de 6,5», más que suficientes para un uso cotidiano y no intensivo, pero también las hay más anchas. Cuanto más grandes, más capacidad de absorber baches y asumir desniveles en el terreno. También mejora la adherencia, algo que hay que mirar si vives en un clima donde llueva habitualmente.
 
Existen además patinetes eléctricos todo terreno, que incluyen ruedas especiales. Tampoco quiere decir que puedas ponerte a hacer trail con ellos, salvo que hayas adaptado muy bien la estructura, sino que puedes meterte por terrenos un poco más irregulares de lo normal, como pistas de tierra.
 
El peso máximo soportado
Es básicamente el baremo que nos indica si estamos ante un patinete para niños o para adultos. En general, las recomendaciones del fabricante pueden estirarse un poco, pero al final eso repercute en la vida útil del dispositivo. Es decir: si pesas ochenta kilos puedes “robarle” el patín al niño un rato, pero si le coges el gusto, mejor que te compres uno pensado para tu propio tamaño.
 
El asiento
La mayoría de los modelos no lo tienen, aunque algunos permiten acoplarlo de forma externa. Si ir sentado es importante para ti, mira bien que el asiento sea cómodo y que el patinete tenga algún tipo de suspensión, o el bache más pequeño se convertirá en una tortura. Hay modelos que sí incorporan sillín, que puede quedar fijo o retirarse según la ocasión.
 
El espacio
La mayoría de los patinetes eléctricos con manillar se pueden plegar, pero no todos: algunos requieren desmontar la pata de cabra para poder guardarse, por ejemplo, en un maletero. Si pretendes transportar tu mini scooter es un factor a tener muy en cuenta.
 
Mira también cuánto tardas en plegarlo y cuánto ocupa una vez hecho, para tener un sitio cómodo donde guardarlo en casa o en la oficina; y también el peso, ya que por muy plegado que esté, si hay escaleras tendrás que cargarlo con tus propias fuerzas hasta dejarlo “aparcado”.
 
Ciudades como Barcelona ya contemplan en su normativa municipal el uso de patinetes y hoverboards, equiparándolo con una bicicleta, por lo que debe circular por el carril bici y cumplir las preferencias de paso. De momento no es obligatorio el casco (aunque se recomienda) ni el seguro de responsabilidad civil, aunque desde luego no sobra ir cubierto en caso de accidente o atropello.
 
14 Febrero 2022

Los mejores patinetes eléctricos de 2022 Los mejores patinetes eléctricos de 2022 Los mejores patinetes eléctricos de 2022 Los mejores patinetes eléctricos de 2022 Los mejores patinetes eléctricos de 2022 Los mejores patinetes eléctricos de 2022

VolverVolver
¿Cómo pordemos ayudarte?
937 238 125
Aviso legal Política de privacidad Política de cookies Mapa web Diseño web Anunzia
Segur Prat Seguros Sabadell - Segur Prat SL | Seguros Sabadell

Utilizamos cookies propias y de terceros para finalidades analíticas y técnicas, tratando datos necesarios para la elaboración de perfiles basados en tus hábitos de navegación. Puedes obtener más información y configurar tus preferencias desde 'Configuración de cookies'.

 

Configuración de cookies